iMeil NewsLetter - Marketing global

Marketing biológico en la política

GregPor: Greg Alvarez
iMeil.com.mx
Mayo 17, 2011

Compártelo:   Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en LinkedIn

Marketing biológico en la política El siguiente es un artículo originado por la petición de Elvia Lucia Restrepo sobre cuestiones del marketing en la política. Si te interesaría conocer un tema específico, para ser difundido a través del iMeil Newsletter, no dudes en enviarlo.

El marketing biológico, por sí mismo, no existe. Sin embargo, la biología es algo que nos permite conocer la forma en que realmente debería implementarse el marketing en cualquier tipo de organización, sea ésta comercial o no.

Con "marketing biológico" lo que se pretende es dar a entender el uso de métodos, técnicas, procesos y estándares que ofrecen los mismos resultados tanto en marketing como en la biología.

Para comprenderlo mejor, veamos un pequeño resumen de lo que WikiPedia ofrece sobre lo que es biología y que está relacionado con el marketing:

La biología estudia a los seres vivos y su origen, su evolución y sus propiedades: génesis, nutrición, morfogénesis, reproducción, patogenia, etc. Describe características y comportamientos de los organismos individuales como de las especies en su conjunto, así como de la reproducción de los seres vivos y de las interacciones entre ellos y el entorno. Trata de estudiar la estructura y la dinámica funcional comunes a todos los seres vivos.

La genética trata el funcionamiento de la herencia genética de los padres a su descendencia. La etología trata el comportamiento de los grupos. La genética de poblaciones observa y analiza una población entera y la genética sistemática trata los linajes entre especies. Las poblaciones interdependientes y sus hábitats se examinan en la ecología y la biología evolutiva.
Las acciones o tareas de la biología de los párrafos anteriores, nos permiten conocer que entre ésta y el marketing existe una similitud en sus fines u objetivos, pues ambas se enfocan a conocer a los seres vivos, clasificarlos, generar y ofrecer soluciones a sus necesidades, así como de ofrecer herramientas para su desarrollo y sana convivencia.

La diferencia entre la biología y el marketing es que la primera trata de ofrecer un beneficio universal, mientras que la segunda se enfoca a obtener beneficios para una organización específica.

Hasta este punto, todas estas acciones se encuentran agrupadas, principalmente, en lo que se conoce como Microtargeting, el cual es muy utilizado en el área de la política.

El microtargeting es un grupo de acciones de marketing enfocadas a detectar, desarrollar o prevenir ciertas tendencias hacia nuestro partido o candidato político. Sí, su uso ha sido predominantemente en el área política.

Con las acciones de este tipo se puede detectar, por ejemplo, a los electores que podrían preocuparles alguna solución o propuesta de nuestro partido. Ejemplos: a) grupo de madres preocupadas por una posible alza en las cuotas colegiales o en los alimentos; b) empresas o directores de empresa preocupados por posible incremento de impuestos; c) jóvenes recelosos por nuevos métodos de seguridad.

Al identificarles, se pueden conocer sus argumentos y, en base a ello, generar programas enfocados a derribar la negativa imagen o percepción, demostrando que lo que se pretende desarrollar o implementar será de beneficio para su comunidad, por lo menos.

En el artículo La importancia de las necesidad en el marketing, se presentan algunos ejemplos reales de la forma en que se aplica o debería aplicarse el marketing biológico. En el punto "Necesidades fisiológicas o básicas" se presenta el ejemplo de lo que ha sido la Escuela Nacional de Aeronáutica en Querétaro, el cual es un claro ejemplo de lo que debe ser el microtargeting y, más específicamente, el marketing gubernamental.

Acciones de este tipo ya se han desarrollo en los Estados Unidos y han permitido un significativo incremento en las intenciones de voto y un cambio en la percepción de programas o personajes políticos.

Se puede decir que este microtargeting es parecido al cabildeo, pero a un nivel que se implementa en la población, pues en lugar de "ganar favores" en las Cámaras, se trata de influir en la gente que cuenta con amplio rango de influencia para que se cambie la percepción sobre un partido, sobre un político o sobre una propuesta. El resto se desarrolla siguiendo los lineamientos del marketing viral.

En el marketing político, no obstante, el microtargeting no puede apoyar mucho si las acciones de un grupo o un personaje político han sido o son consideradas de nulo beneficio o se les ve con un desapego hacia la sociedad en su conjunto.

Esto es lo que se considera un posicionamiento negativo ante el mercado. Como ejemplo reciente se puede tomar el de Dominique Strauss-Khan, quien por el negativo posicionamiento que ha obtenido en los últimos días, debido a sus actos, ha sido prácticamente descartado para contender en las elecciones presidenciales francesas... y era el virtual ganador, aún antes de celebrarse los comicios.

Se puede resumir que, desde una perspectiva del marketing, el marketing biológico se enfoca más a los servicios y programas de las instituciones de gobierno (marketing gubernamental), en lugar de enfocarse a beneficiar a los partidos políticos.

La próxima edición estará enfocada a este marketing gubernamental, indicando por qué falla tanto debido a su nula presencia en los organismos públicos. Hasta entonces, les invito a participar con sus comentarios.

Material de referencia:
1. Microtargeting, Wikipedia
2. An Introduction to Microtargeting in Politics, Mark Steitz and Laura Quinn (PDF)



Lee lo que se opina sobre el tema

Comentario:
Nombre*:
Email*: