iMeil NewsLetter - Marketing global

Pago de impuestos, ausencia de enfoque a usuario

GregPor: Greg Alvarez
iMeil.com.mx
Febrero 04, 20l4

Compártelo:   Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en LinkedIn

Pago de impuestos, ausencia de enfoque a usuario Muestra de que los gobiernos aún están a años luz de distancia de la digitalización esperada por la sociedad, lo es la obligación de expedir facturas digitales, en México, a partir del primero de enero de 2014.

Y está bien, sin duda. Todo contribuyente, en cualquier país, debe pagar en forma y regla al ente encargado de la recaudación de impuestos. En eso todos concordamos. En lo que no estamos de acuerdo, es en las formas.

Hoy en día, en México, el contribuyente debe realizar todo para pagar impuestos, enviar información de operaciones con terceros y facturar. Es tal cual se presenta en el gráfico siguiente:



No obstante, si el ente gubernamental ya cuenta con todos los datos y obliga tanto a personas morales como físicas a presentar mensualmente las operaciones en que ha incurrido, resulta soso que ambos tengan que realizar todo el proceso para poder contar y expedir facturas digitales.

Es decir, los sistemas del ente recaudador de impuestos deberían estar configurados o desarrollados de tal forma que, al momento de que se realice una transacción, se procese en forma inmediata ("on the fly" o en vivo) en sus sistemas, a fin de que los procesos respectivos tomen lugar.

Por ejemplo, en lugar de tener que obligar y forzar a los contribuyentes a realizar el proceso para expedir facturas digitales, éstas deberían estar disponibles en forma automática en el portal personal de cada contribuyente, evitando la pérdida de tiempo en que se incurre para solicitar el Certificado de Sello Digital, pues éste no se indica en forma clara en qué lugar se ubica, presentándose únicamente el mensaje: "Certificado digital generado. Consúltelo en la página de internet".

Lo anterior sí es posible, ya que cuando se realiza la presentación anual de impuestos, ya se tienen datos pre-cargados sobre las operaciones realizadas durante el año en cuestión, requiriendo que el contribuyente proporcione los montos respectivos para devolución, o no, de IVA.

Primero, las personas físicas no tienen por qué recurrir a un contador para realizar el pago de impuestos. No me imagino al ente encargado del agua, indicando que se requiere un ingeniero para medir el consumo de agua, o a la Comisión Federal de Electricidad forzando a tener que contratar los servicios de un electricista para medir la cantidad de watts consumidos en determinado periódo.

Hoy en día tanto la CFE como la OPDM envían un recibo para indicar el monto a pagar y punto.

Segundo, las personas físicas no tienen la obligación de conocer a pie juntillas lo relacionado al tema de impuestos, pues su giro o negocio puede ser uno bastante diferente (una decoradora de interiores, un mecánico automotriz, un consultor de imagen, un traductor de idiomas, un maestro de música, etc.), ergo, el ente recaudador debe ser quien se enfoque a proporcionar todo para facilitar el pago de impuestos, tal como se ilustra en el gráfico siguiente:



Tercero, se puede inferir que los empleados del ente recaudador de impuestos no cumplen con su función, pues en lugar de facilitar las acciones de pago de impuestos, las están dificultando con sus procesos y sistemas del pasado.

Si bien no es prudente determinar que les hace falta creatividad o un enfoque directo hacia los contribuyentes, razones sobran pues sus procesos no han cambiado en mucho. Es fácil comprender que sus decisiones carecen o bien de ética o bien de profesionalismo, ya que en lugar de ofrecer un servicio oportuno y correcto, prefieren tercerizar la función de certificación de facturas digitales, cuando este aspecto o tarea debería ofrecerse gratuitamente a todos los contribuyentes desde el portal gubernamental respectivo.

Problemas técnicos
Su portal debe ser funcional en cualquiera de los tres navegadores -con sus distintas versiones- más utilizados, a saber: Internet Explorer (9, 10 y 11 principalmente), Firefox y Chrome.

Y debe exigir que los bancos ofrezcan el mismo soporte para que las transacciones que se realicen desde un navegador específico, no se vean "interrumpidas" por la falta de compatibilidad o soporte del desarrollo implementado en un banco específico (algunos sólo soportan Internet Explorer, mientras que otros sólo lo hacen con Chrome).

Java debe funcionar en cualquiera de sus versiones. Es absurdo que un navegador sí lo cargue en forma correcta y otro no. Este es un problema que la gente promedio no entenderá y que, obvio, dará como resultado un gasto innecesario de horas/hombre para atender cada una de estas peticiones de ayuda al SAT.

Al mismo tiempo, deben realizar pruebas en versiones tanto de 32 como 64 bits, pues algunos dispositivos suelen presentar la anterior problemática cuando están basados en la tecnología de 64 bits.

Deben tener en cuenta que el funcionamiento del sitio debe ser adecuado para cualquier persona que, inclusive, no cuente con la más básica formación al respecto. Para ello, deben recurrir a lo que el Simplicity Marketing señala para todo producto y/o servicio. En cuestiones de internet: "todo visitante no debe dar más de cuatro clics para encontrar o ubicar lo que busca".

---------

Este ejemplo de servicio gubernamental obliga a concluir que o bien la gente que ahí labora no tiene un enfoque a ofrecer mejores servicios, o bien que carecen de cualquier indicio de innovación, mejora o competitividad para eficientar esos servicios, sin dejar de lado que puede ser el famoso "proceso burocrático" existente, el cual puede traducirse en, utilizando la jerga, "no mi chavo, mejor ólvidate de ello".

A final de cuentas, no se espera que tengan una profesionalización excelente, pero sí que faciliten el pago de impuestos, pues se les paga para que su desempeño sea el adecuado... con los impuestos de los contribuyentes.

Lee lo que se opina sobre el tema

Comentario:
Nombre*:
Email*: