Proceso de un plan de marketing - Introducción

Proceso de un plan de marketing
Planear en términos empresariales supone trazar un proyecto para conseguir un objetivo determinado, es decir, evaluar y programar los recursos y los medios respectivos para cumplir nuestro objetivo. La planeación viene condicionada por la actitud y el estilo de la dirección y se puede distinguir entre varias actitudes, que son:

Empresas con directivos ocupados en solucionar problemas diarios, que dedican poco tiempo a prever el futuro y, por tanto, a planear.

Empresas que hacen alguna labor, planes escritos por departamentos aislados, que se editan en conjunto, pero sin una coordinación clara de objetivos.

Empresas con procedimientos formales para la elaboración de sus planes, coordinando y agrupando todos los departamentos de la empresa, lo que supone tener implantada la Dirección Por Objetivos (DPO).

La idea y la actitud ante la planeación es necesaria para sobrevivir en un entorno competitivo y en permanente evolución, porque:

  • La adaptación al cambio es constante y no se puede improvisar.
  • En un mercado competitivo se sustituyen las acciones defensivas por acciones ofensivas.
Estas dos premisas conducen a una idea de evolución integrada de la empresa en su entorno, es decir, estudiar, analizar y planear cuál es su situación y potencial presente y futuro.

Se pueden distinguir varios tipos de planeación en función de:

El período de tiempo:
  • planeación a muy corto plazo, para períodos de uno a seis meses.
  • planeación a corto plazo, de seis meses a un año.
  • planeación a mediano plazo, abarca entre uno y cinco años.
  • planeación a largo plazo, para más de cinco años.
El nivel dentro de la estructura organizativa:
  • Planeación a nivel político que afecta a la alta dirección, dirección de grupo o dirección corporativa.
  • Planeación a nivel estratégico que implica a la dirección corporativa y a la dirección ejecutiva.
  • Planeación a nivel logístico, que corresponde a las jefaturas de división o departamento.
  • Planeación a nivel táctico, que afecta a las jefaturas de departamento y mandos intermedios.
Las actividades:
  • planeación de la producción.
  • planeación financiera.
  • planeación del personal.
  • planeación comercial.