Proceso de un plan de marketing - Objetivos

Establecimiento de objetivos y metas en el plan de marketing
Una vez hecho el inventario de oportunidades y problemas, y en base a los recursos disponibles, se deben cuantificar los objetivos perseguidos por la empresa. No se debe confundir nunca lo que significa previsión frente a objetivo.

La previsión indica lo que se llegaría a vender suponiendo que todos los factores, tanto internos como externos, permanezcan constantes. En cambio, el objetivo expresa numéricamente la cifra de negocio que la empresa quiere alcanzar.

Características de los objetivos

Para el establecimiento de objetivos se tendrán en cuenta las siguientes características que deben cumplir. Los objetivos deben ser:

  • Realistas, y por esa razón se basan en el análisis de la situación que se fundamente en la recolección objetiva de datos.
  • Optimistas y, en este sentido, no son proyecciones, pero sí se deben basar en ellas, de lo contrario observaríamos realidades atípicas.
  • Coherentes, en primer lugar entre sí y, además, con los fines que la empresa persigue a largo plazo. La elección de los objetivos de venta supone crear una metodología propia para llegar a cuantificarlos.
Si los objetivos los construimos sobre bases erróneas, el Plan de Marketing se verá afectado negativamente.

En definitiva, lo que hace el Plan de Marketing es crear la metodología y la racionalidad de la administración, con vistas a la consecución de unos fines u objetivos que han sido estudiados y establecidos por la dirección de la empresa.

Aquí, entonces, la empresa fijará sus horizontes de crecimiento y, como se mencionó anteriormente, a estos fines se llega mediante una metodología específica.